Y los zapatos para mi bebé, ¿Cuándo?

Y los zapatos para mi bebé, ¿Cuándo?

#KAMBALACHEDATO


Zapatos de recién nacido, zapatillas deportivas de bebé,  zapatos gateadores, zapatos para los primeros pasos, zapatos para los bebés caminadores, zapatos ortopédicos, zapatos ergonómicos, zapatos, zapatos, zapatos!!!


Es cierto, el mercado nos bombardea con información con respecto a distintos modelos para las distintas etapas del desarrollo del bebé. Y si le sumamos lo que nos aconsejan nuestros papás, o las personas mayores debido a antiguas creencias, muchas veces esa decisión de si ponerle zapatos o no, se vuelve un poco caótica.


Es fundamental al momento de tomar decisiones, estar  informados al respecto. Por eso, les vengo a contar un poco, que es lo más recomendable.

Primero, vamos a partir por los pies.


Los pies, se caracterizan por ser una parte de nuestro cuerpo muy compleja, ya que están compuestos por huesos de distintos tamaños, ligamentos, músculos, receptores sensitivos, y terminaciones nerviosas. Además, son los encargados de soportar el peso de nuestro cuerpo, distribuir la carga, y  formar una base de sustentación lo suficientemente estable que nos permita permanecer de pie y adoptar distintas posiciones, sin caernos. Por lo tanto, el adecuado desarrollo de éstos, debe ser considerado a partir de los primeros meses de vida.


Cuando los pies del bebé se encuentran descalzos, los receptores sensitivos son los encargados de detectar la información del entorno, logrando así ajustarse a distintos terrenos, movilizar el pie y sus dedos en distintas posiciones, y activar los músculos más intrínsicos, permitiendo así un adecuado desarrollo y crecimiento natural de éstos.


Si pensamos, es muy natural que el bebé busque sus pies y se los lleve a la boca. Incluso muchas veces los calcetines vuelan, porque quieren tomar y sentir sus pies. Lo que les permite incorporarlos como una parte de su cuerpo.


Es muy frecuente también que ellos mismos se saquen sus zapatos, y prefieran estar descalzos. Pero nos hemos puesto a pensar porque? Y es porque lo natural del ser humano, es estar a pies descalzos, y percibir las distintas sensaciones, temperaturas, texturas.


Cuando aislamos a un pie, lo que le estamos quitando son sensaciones, estímulos, que son fundamentales para un adecuado desarrollo psicomotor del bebé. Y por el contrario, con los zapatos, no le estamos proporcionando estabilidad o firmeza al tobillo para que el niño logre ponerse de pie y caminar, puesto que tenemos las suficientes estructuras anatómicas que  otorgan la estabilidad que necesita, para que en el momento más óptimo el bebé comience a dar sus primeros pasos sólo.


Dentro de los beneficios de los pies descalzos, está:

  • - Favorece el desarrollo cerebral.
  • - Adquieren mayor experiencia sensorial.
  • - Permite el desarrollo de la propiocepción y mayor conciencia corporal.
  • - Mejora la postura.
  • - Favorece el desarrollo de la musculatura de los pies.
  • - Existe una mayor conexión con la naturaleza y el entorno.

- El rol del calzado es proteger, ya sea para abrigar o aislar de distintas superficies, por lo tanto la recomendación es que su uso se inicie cuando el niño comienza a dar caminar de forma independiente, y no antes. Ya que el uso anticipado puede deformar el pie, retrasar la marcha, y alterar  los patrones normales de la marcha.

-

Y ahora, cual es el mejor zapato? El que le permita caminar cómodo, estable y protegido.

Las características es que:


  • - Longitud de 1 cm más grande que el pie, así no presiona sus dedos.
  • - Que sean livianos y flexibles, permitiendo el movimiento natural del pie.
  • - Con suela elástica que permita la flexión del pie.
  • - Antideslizante, proporcionando una base de sustentación estable.
  • - Contrafuerte blando.
  • - Material respirable, evitando la aparición de hongos.

  • Además cabe destacar que no existe un zapato que favorezca el desarrollo del gateo, o que proteja al pie durante este hito, puesto que el bebé es capaz de modificar sus puntos de apoyo y presión para que no le lastime.

  • Por lo tanto, la conclusión es que lo mejor lejos, es unos pies descalzos. Y la recomendación es que se inicie su uso a partir de los primeros pasos.


Contacto
Dani Mir

Instagram
@kine_danymircapurro