Por qué se celebra el día del Niño

Por qué se celebra el día del Niño

#KAMBALACHEDATO


Pese a que, en las semanas previas, las tiendas como Kambalache comienzan a bombardear con publicidad de todo tipo de juguetes, la celebración tiene un fondo mucho más amplio que el derecho a jugar. La historia de esta fecha, una de las más esperadas por los niños que esperan recibir de regalos un juguete, se remonta a principios del siglo pasado, en el siguiente artículo de nuestro Blog de Kambalache, te invitamos a conocerla.


Tras la Primera Guerra Mundial se comenzó a generar una preocupación y conciencia sobre la necesidad de protección especial para los niños. Una de las primeras activistas sobre este tema fue Eglantyne Jebb, fundadora de la organización Save the Children, la cual con ayuda del Comité Internacional de la Cruz Roja impulsó la adopción de la primera Declaración de los Derechos de los Niños. Esta declaración fue sometida para su aprobación ante la Liga de las Naciones, la cual la adoptaría y ratificaría en la Declaración de Ginebra sobre los Derechos de los Niños, el 26 de septiembre de 1924. Al año siguiente, durante la Conferencia Mundial sobre el Bienestar de los Niños, llevada a cabo también en Ginebra, se declaró, por primera vez, el Día Internacional del Niño, señalando para tal efecto el 1 de junio. Posteriormente el 12 de abril de 1952 la Organización de Estados Americanos (OEA) y UNICEF redactaron la Declaración de Principios Universales del Niño, para protegerlos de la desigualdad y el maltrato. En esta oportunidad se acordó que cada país debería fijar una fecha para festejar a los niños.


El 14 de diciembre de 1954, la Asamblea General de las Naciones Unidas, recomendó que se instituyera en todos los países un Día Universal del Niño y sugirió a los gobiernos que celebraran dicho día en la fecha que cada uno de ellos estimara conveniente.


La Asamblea General


1. Recomienda que, a partir de 1956, se instituya en todos los países un Día Universal del Niño que se consagrará a la fraternidad y a la comprensión entre los niños del mundo entero y se destinará a actividades propias para promover los ideales y objetivos de la Carta, así como el bienestar de los niños del mundo, y también a intensificar y extender los esfuerzos de las Naciones Unidas a favor y en nombre de todos los niños del mundo; [...].

Resolución 836 (IX) de la Asamblea General de las Naciones Unidas

Cinco años más tarde la ONU eligió una fecha particular para conmemorar el aniversario de la adopción de la Declaración Universal de los Derechos del Niño, que sucedió un 20 de noviembre en 1959. Por eso hasta el día de hoy en muchos países el Día del Niño se celebra el día 20 de noviembre.


¿Cuáles son los derechos fundamentales de los niños?

Convención de los Derechos del Niño, Esa Convención es el tratado internacional adoptado por la Asamblea General de Naciones Unidas, que reconoce a todas las personas menores de 18 años como sujetos de pleno derecho. Es el más ampliamente ratificado por los países del mundo. Por tanto, los Estados parte están obligados a respetarlos y hacerlos cumplir sin distinción de raza, color, sexo, idioma, religión, opiniones, procedencia, posición económica, creencias, impedimentos, nacimiento o cualquier otra condición del niño, de sus padres o de sus representantes legales.

Este tratado establece los derechos en sus 54 artículos y protocolos facultativos, definiendo los derechos humanos básicos que deben disfrutar los niños, las niñas y adolescentes

UNICEF redactó en 1959 la Declaración de los Derechos del Niño, que se basa en 10 principios fundamentales:

Principio 1: Igualdad


El niño disfrutará de todos los derechos enunciados en esta Declaración. Estos derechos serán reconocidos a todos los niños sin excepción alguna ni distinción o discriminación por motivos de raza, color, sexo, idioma, religión, opiniones políticas o de otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento u otra condición, ya sea del propio niño o de su familia.


Principio 2: Protección


El niño gozará de una protección especial y dispondrá de oportunidades y servicios, dispensado todo ello por la ley y por otros medios, para que pueda desarrollarse física, mental, moral, espiritual y socialmente en forma saludable y normal, así como en condiciones de libertad y dignidad. Al promulgar leyes con este fin, la consideración fundamental a que se atenderá será el interés superior del niño.


Principio 3: Identidad


El niño tiene derecho desde su nacimiento a un nombre y a una nacionalidad.


Principio 4: Alimentación, vivienda y atención médica


El niño debe gozar de los beneficios de la seguridad social. Tendrá derecho a crecer y desarrollarse en buena salud; con este fin deberán proporcionarse, tanto a él como a su madre, cuidados especiales, incluso atención prenatal y postnatal. El niño tendrá derecho a disfrutar de alimentación, vivienda, recreo y servicios médicos adecuados.


Principio 5: Integración


El niño física o mentalmente impedido o que sufra algún impedimento social debe recibir el tratamiento, la educación y el cuidado especiales que requiere su caso particular.


Principio 6: Amor


El niño, para el pleno y armonioso desarrollo de su personalidad, necesita amor y comprensión. Siempre que sea posible, deberá crecer al amparo y bajo la responsabilidad de sus padres y, en todo caso, en un ambiente de afecto y de seguridad moral y material; salvo circunstancias excepcionales, no deberá separarse al niño de corta edad de su madre.


Principio 7: Educación


El niño tiene derecho a recibir educación, que será gratuita y obligatoria por lo menos en las etapas elementales. Se le dará una educación que favorezca su cultura general y le permita, en condiciones de igualdad de oportunidades, desarrollar sus aptitudes y su juicio individual, su sentido de responsabilidad moral y social, y llegar a ser un miembro útil de la sociedad.


Principio 8: Auxilio


El niño debe, en todas las circunstancias, figurar entre los primeros que reciban protección y socorro.


Principio 9: Amparo


El niño debe ser protegido contra toda forma de abandono, crueldad y explotación. No será objeto de ningún tipo de trata. No deberá permitirse al niño trabajar antes de una edad mínima adecuada; en ningún caso se le dedicará ni se le permitirá que se dedique a ocupación o empleo alguno que pueda perjudicar su salud o su educación o impedir su desarrollo físico, mental o moral.


Principio 10: Solidaridad


El niño debe ser protegido contra las prácticas que puedan fomentar la discriminación racial, religiosa o de cualquier otra índole. Debe ser educado en un espíritu de comprensión, tolerancia, amistad entre los pueblos, paz y fraternidad universal, y con plena conciencia de que debe consagrar sus energías y aptitudes al servicio de sus semejantes.


¿Cuáles son los deberes de los niños?


Los deberes de los niños y niñas: las obligaciones que nuestros peques deben cumplir, además de derechos, UNICEF también propuso unas responsabilidades que los más pequeños deberían cumplir, entre las que destacan:


- Respetarse entre ellos de manera humana, independientemente de raza, sexo, religión o cualquier otra condición

- No maltratarse entre ellos ni hacerse daño físico

- Hacer todo lo que puedan por cuidar el medioambiente

- Hacer el esfuerzo por aprender lo que sus educadores y educadoras les enseñen, tanto como sus capacidades les permitan



Ayudar todo lo que puedan a las personas más desfavorecidas, para que puedan gozar de una vida lo más completa posible