Azúcar y Festividades

Azúcar y Festividades

¡Hola queridos amigos de Kambalache! Estoy muy feliz de poder volver a compartir temas tan importantes para el cuidado de nuestra salud oral y el de sus familias, especialmente pensando en los más pequeños. La verdad es que ad portas de la Pascua de Resurrección, donde además de conmemorar una época especial para el pueblo cristiano, se viene un fin de semana que nos encanta por los huevitos de chocolate que buscamos con alegría. Obviamente quienes más lo disfrutan son los niños.

No quiero ser la Grinch de las festividades, porque estoy segura que ustedes ya saben que el azúcar es el gran gatillante de la caries dental: “sin azúcar no hay caries”. Esta vez no me voy a detener contándoles cómo se producen porque pueden revisar nuestro último blog “Dulce o travesura” donde explicamos con mayor detalle cómo se forma un proceso de caries, sino más bien ofrecerles unas alternativas para enfrentar estas fiestas de manera más saludable.

Como imaginarán mi primera recomendación será siempre comenzar diciendo: “no den azúcar a sus hijos” especialmente a aquellos menores de 2 años quienes por normas que nos recomienda la OMS deben mantener una dieta libre de azúcar. ¿Por qué? Porque los primeros 1000 días del bebé que van desde la época de la gestación hasta los 2 años son primordiales para poder provocar cambios a nivel genético que en simples palabras, va a hacer a la larga niños que no tengan esa “necesidad” de comer dulce porque cuando pequeños nunca los expusimos deliberadamente al azúcar refinada, en este punto excluimos de esta regla las frutas siempre y cuando se den enteras y no procesadas como en zumos (porque pierden la fibra, vitaminas y su índice de azúcar es altísimo).
Como sé que esta regla se vuelve más difícil desde los 2 añitos, cuando ya van al jardín o al colegio por las mismas celebraciones que en estos establecimientos se celebran, es que debemos poder ojo y tratar que dentro de todo esto no genere un impacto tan negativo en la salud de los niños, es aquí cuando recomiendo a mis pacientes poner atención en los MOMENTOS DE AZÚCAR que es: “cuántas veces en el día mi hija/o come alimentos azucarados”, esto es importante porque debemos entender que cada vez que alguien come, se desencadena una cascada de enzimas, aminoácidos que se producen para poder comenzar el proceso de digestión de los alimentos, aumentando la acidez de la boca y permitiendo la salida de minerales de los dientes que si no llega a un equilibrio, junto con una mala higiene puede llegar a iniciar un proceso de enfermedad: Caries. En resumen, es mejor que sus pequeños coman en un momento muchos dulces, que estar dándoles durante todo el día pequeñas cantidades. Por lo tanto, el día que buscan huevitos de chocolate (si es que optan por esa opción) que coman algunos en un momento del día.

Ahora, lo ideal sería abrir la imaginación y no sólo ofrecer huevitos de chocolate, que tal si esconden, por ejemplo: ¿Huevitos duros que después puedan pintar?, tal vez esconder potes con Arándanos, frutillas, hacer galletitas de avena en forma de huevitos. O también no limitar las fiestas a la alimentación, hoy en el mercado hay muchas opciones para comprar huevitos sorpresa y esconder dentro algún juguetito con el que sus hijos puedan interactuar y pasar una tarde entretenida en la que puedan recrearse, salir a pasear al aire libre, ¡jugar!

Respecto a los bebestibles que acompañan las fiestas, les quiero contar que en el primer lugar de alimentos cariogénicos se encuentran las bebidas gaseosas incluyendo aguas con gas y los jugos, especialmente los que vienen en cajitas y tipo néctar, no solamente por el alto contenido de azúcar que poseen, sino por lo ácidos que son para el medio oral, provocando no solo caries sino también desgaste dental. Muchas mamás consultan porque notan que a sus hijos se le desgastan los dientes, algunas aluden el hecho a que hacen sonar o aprietan los dientes en la noche (bruxismo), pero la verdad es que debemos entender que el bruxismo sin ácidos no produce desgaste dental por sí solo, por lo que esto es un factor gatillante para el desgaste dental.


Por último, nunca olviden mantener y hacerse cargo de la higiene dental de sus hijos al menos hasta los 7-8 años donde ustedes como adultos son responsables de cepillar correctamente los dientes, ya que los niños menores aún no tienen desarrollada la motricidad fina para alcanzar zonas de difícil acceso. Ese cepillado que debe realizarse con un cepillo suave hay que agregarle pasta de dientes con al menos 1000 ppm de fluoruro y si hay dientes juntos complementar al menos una vez al día con una seda dental infantil para prevenir la aparición de caries interdentales o interproximales. Nunca jamás olviden el cepillado nocturno, que es ¡el más importante del día!
Espero de todo corazón que estas recomendaciones les ayuden a reflexionar y aprender de la salud oral, ustedes tienen el poder en sus manos para criar niños saludables, libre de caries y felices, recuerden que nuestras redes están disponibles para responder sus dudas así que no dudes en ponerte en contacto con nosotros en Dra. Naty.


Esperamos encontrarnos en un nuevo blog. ¡Que tengan unas lindas fiestas de Pascua de Resurrección!

¡Saludos!

Dra Naty

Natalia Concha Sierra

Cirujano Dentista