-0%
MORDEDORES DE SANDÍA 2
MORDEDORES DE SANDÍA1
MORDEDORES DE SANDÍA3
MORDEDORES DE SANDÍA4

MORDEDORES DE SANDÍA

OLI & CAROL
$ 14.990
Descripción

WALLY THE WATERMELON es un mordedor natural en forma de sandía perfecto para la hora del baño y el juego sensorial. Su suave textura aliviará las molestias de la dentición de tu bebé.
Sus colores y detalles pintados a mano convierten a este juguete para bebés en uno de los más conocidos y originales de nuestra colección.
¿Sabías que incluir la sandía en la alimentación ayuda a mantener el 90% de agua que compone nuestro cuerpo?¡Refréscate con Wally the Watermelon y mantente hidratado todo el día


Los más peques

Desde la vida intrauterina los bebes ya perciben diversos estímulos como la voz, iluminación y el contacto físico del medio en el que crecen. Al nacer su entorno se convierte en un mundo de estímulos donde cada ruido, voz, textura generan distintas reacciones en él bebe con lo cual poco a poco va desarrollando sus sentidos para disponerse a aprender.

De ahí la importancia que sus primeros juegos e interacción con el medio y personas sean adecuados, donde las actividades elegidas deberán cumplir con una serie de objetivos fundamentales relacionados con los beneficios que les vayan a aportar.

De ahí la elección del material o juguetes es de vital importancia ya que son el medio a través el cual lograremos

  • estimular la curiosidad y observación del niño para conocer e interpretar el mundo que los rodea
  • estimular su proceso de aprendizaje a nivel psicomotriz e intelectual
  • estimular, potenciar y desarrollar las distintas funciones cerebrales en distintos planos: intelectual, físico y afectivo.
  • favorecer el proceso normal de maduración
  • favorecer el apego y lazos afectivos entre los padres
Edad Recomendada
, 0 a 3 meses

Dimensiones del producto empacado
  • Ancho (cm) 18.0
  • Alto (cm):15.0
  • Largo (cm):3.0
  • Peso (kg):0.2
Advertencias

Kambalache te recomienda siempre leer las etiquetas de los productos, seguir las instrucciones y recomendaciones del fabricante. Si un juguete va a ser utilizado por un menor siempre es mejor educar y supervisar su uso.